jueves, 10 de noviembre de 2016

Para cicatrizar contigo dentro

Estamos ahí aunque aún no nos conocemos.
Ya tenemos un rincón, 

un refugio y un sofá donde recluirnos en libertad.
Somos animales capaces de destruirnos 

pero vamos a escoger otra manera.
No ha pasado aún, 

y sin embargo, 

ya sé que si algún día te convirtieras 

en una brecha en mi piel por culpa de algún error, 

arrancaría uno a uno cada punto 

y volvería a dejarte entrar;
para cicatrizar contigo dentro.
Y si dolieses en el corazón tanto como en la carne,
haría lo mismo con la ropa;
para cicatrizar contigo dentro.
Porque el dolor no me va a importar, 

el frío ni lo notaré, 

la conciencia ya la he perdido, 

los avisos no los oiré, 

las cosas que entiendo dejarán de tener sentido 

y los domingos serán un puto placer.
Por todo lo que ya sé y por lo que no adivino 

ni me atrevo a imaginar,
ya te quiero conmigo.
Y quiero hacerme con tu historia 

y quiero escribir el final.

2 comentarios: