viernes, 19 de abril de 2013

Consecuencia

Tus noches son mías.
Los relojes ya no te cuentan qué hora es,
solo te hablan de mí.
Y si escapar del tiempo es imposible,
imagínate escapar de lo que dice.
Tus noches son mías.
Abril empieza a tenerte envidia.
Te ve lloverme encima
y se pregunta donde coño está su agua,
y yo me pregunto
cuántas noches más nos esperan
cuántas noches más tengo que esperar
cuántas primaveras nos vestirán
o si algún otoño se atreverá a desnudarnos.
Madríd esta preciosa
hace sol
parece que todo es posible
y la tarde me recuerda
eso de
por pedir que no quede
así que:
cómeme a suspiros
pintame vidas en la habitación
susurrame caminos
roba para mí otro corazón
conviérteme en esdrújula
desvísteme de adjetivos
que solo sepa de verbos
que solo sepa conjugarlos contigo.
y escóndeme el mundo
que no quiero creer en lo que existe.
que no quiero creer que no existas.
Tus noches son mías.
quiero ver como dejas tú vida dentro de mí
quiero que cuentes los latidos que llaman a tu puerta
si es que puedes seguir el ritmo
y atrévete a hacer música con ellos
y aprende a seguir sus pasos.
Me dices que quieres bailar
que quieres quedarte
y entonces, voy yo,
y te pongo la vida a tiro.
Tus noches son mías
y yo...
yo ya tengo ganas de regalarte mis días.





No hay comentarios:

Publicar un comentario