viernes, 5 de octubre de 2012

Conspiraciones

Recuerdo, contra mi voluntad.

Llega Octubre y sus nostalgias,
a los ojos que esconden girasoles,
y escogen qué soles seguirán con la mirada.

Llega otoño y sus marrones,
trae predisposiciones al drama
y un baúl de recuerdos entreabierto
del que luchan por escapar antiguos días naranjas
condenados a un olvido premeditado,
estudiado con alevosía,
para convencer al corazón de estar enfermo
de amnesia selectiva,
contra todos tus detalles.

Y sin embargo,
qué crimen tan imperfecto.

Esta noche te quiero en mi cama
y mi corazón tiene uno de sus fuertes ataques de lucidez.
Hoy se acuerda de todo,
se acuerda de todo muy bien,
y ya no hay remedio.
No puedo hacer más que
llamarte, esperarte, desearte
en mi cama,
recordando aquella vez.
Reviviendo aquella vez.
Ay, aquella vez.
Ojalá, tú ya en mi cama, tan rápido como el otoño.




1 comentario:

  1. Como sobrevivamos a este otoño vamos a volvernos inmortales.

    Eres demasiado, y no necesitas a ningún cualquiera detrás.

    ResponderEliminar